Comprar comida y productos del hogar hace ingeniar a porteños

0
223

Francisco Chirinos/ Foto: José Martínez

Cada día los porteños se lanzan a las calles con mucho ingenio para tratar de realizar la compra de alimentos y productos de uso en el hogar, tarea que se hace muy difícil ante la escasez y la escalada inflacionaria que hace a los rubros cambiar de precio a un ritmo que deja muy atrás el salario.

Los días cuando cada familia planificaba, según su presupuesto, la realización de un mercado semanal o quincenal quedaron atrás, al decir de Mercedes Marín, quien admite que debe recorrer “cuanto mercado hay en la ciudad” para tratar de preparar los alimentos “de ese mismo día.”

Expresó que en los expendios al aire libre, “que están igual de caros”, usualmente los buhoneros se las ingenian para poder vender, ya que a ellos también los afecta la hiperinflación, y es entonces cuando, por ejemplo, elaboran “unos combitos” que a cambio de la poca cantidad uno puede terminar comprándolos.”

Tal es el caso de unas bolsitas contentivas de dos o tres verduras y hortalizas que se pueden conseguir por 100 bolívares. “Claro. No es lo mismo que si uno pudiera comprar el kilo o medio kilo, pero permiten que al menos en la casa haya algo para preparar”, indicó la ama de casa.

El mismo sistema lo aplican para otros rubros, reveló.

Diario la Costa

No hay comentarios

Dejar respuesta